Menu
Aplicaciones
Interruptores
Pruebas recomendadas para Interruptores

Pruebas recomendadas para Interruptores

Los interruptores son las "válvulas de seguridad" de los sistemas eléctricos: disminuyen el exceso de energía en el circuito, minimizando así el riesgo de daños.  Muchos componentes de alimentación dependen del correcto funcionamiento del interruptor, por lo que resulta fundamental comprobar su máxima fiabilidad, mediante las pruebas eléctricas adecuadas. Nuestros ingenieros han creado una lista completa de las pruebas recomendadas para los interruptores; haga clic en el botón que aparece a continuación para descargarla ahora o siga leyendo para obtener más información.

A continuación, se presenta una lista de pruebas recomendadas para interruptores

  • Temporización: pruebas utilizadas para determinar y validar las características de rendimiento de los interruptores. Por ejemplo, el cambio de estado de los contactos principales y de la resistencia de pre-inserción (PIR) (abierto-cerrado, cerrado-abierto, etc.), así como de los contactos auxiliares (por ejemplo, 52a y 52b) con respecto al tiempo.
  • Movimiento (véase temporización arriba). El movimiento de los contactos se comprueba conectando un transductor de desplazamiento en la pieza móvil del mecanismo de operación del disyuntor o interruptor, y se utiliza para evaluar el estado del interruptor y las unidades de amortiguación, y para identificar problemas mecánicos en el mecanismo de operación. El movimiento se presenta en forma de curva que muestra la distancia con respecto al tiempo. Se miden diversos parámetros. Por ejemplo, sobrerrecorrido representa la distancia recorrida por los contactos que supera su posición de reposo final y se mide para verificar el buen funcionamiento de los conjuntos de amortiguación en el interior del interruptor.  Los valores medidos de las curvas de movimiento se comparan con los datos de referencia proporcionados por el fabricante del interruptor.
  • Corriente de bobina: esta medición puede realizarse en línea o fuera de línea y sirve para detectar posibles problemas mecánicos o eléctricos en bobinas de accionamiento antes de que se conviertan en fallos reales, así como para extraer información acerca de la lubricación y el funcionamiento del mecanismo. La calidad del suministro de la tensión de control también es detectable en estas pruebas. Este diagnóstico es eficaz, sobre todo, cuando se realiza como actividad de tipo "primer disparo". La prueba de primer disparo se realiza cuando el interruptor está en servicio, pero no ha estado funcionando durante un largo período de tiempo. En esta situación, es más fácil identificar problemas de lubricación. La comparación con resultados anteriores es el mejor método de análisis.
  • Mediciones de resistencia estática (SRM): medición en microohmios de los contactos principales. Esta prueba se realiza inyectando corriente CC, a través del sistema de contactos principal del disyuntor cuando este está cerrado, y mide la caída de tensión para calcular la resistencia. La resistencia refleja el estado de las piezas conductoras.
  • Mediciones de resistencia dinámica (DRM): esta prueba se utiliza para determinar la longitud y el estado de contacto del arco en interruptores de tipo soplador SF6.  Las pruebas de DRM se realizan inyectando corriente CC a través de los contactos principales del interruptor, durante una operación. El analizador calcula la resistencia y presenta un gráfico en función del tiempo. Si se registra simultáneamente el movimiento del contacto, se puede determinar la resistencia en cada posición de los contactos. Con la medición de DRM, se puede estimar con fiabilidad la longitud de los contactos de arco. El otro modo de hacer esta verificación es desmontando el interruptor. En interruptor SF6, el contacto de arco se hace normalmente de aleación de tungsteno/ cobre, que se quema y se desgasta en cada interrupción de la corriente. 
  • Vibración: prueba no invasiva basada en la premisa de que todos los movimientos mecánicos producen sonidos o vibraciones, y que midiendo y comparando los resultados con los resultados de pruebas anteriores, se puede evaluar el estado del equipo en cuestión. El interruptor puede permanecer en servicio durante la prueba. Con un acelerómetro, se analiza una operación de apertura-cierre. La primera operación puede ser distinta de la segunda y tercera debido a la corrosión y a otros problemas de contacto de metal a metal. El método de vibración detecta fallos que son difíciles de descubrir con métodos convencionales y se publica en documentos de IEEE y CIGRE.
  • Corriente de motor: la aplicabilidad de esta prueba depende del mecanismo de operación del interruptor. Una medición de la corriente del motor es solo aplicable al circuito de control.   
  • Tensión mínima para operar el interruptor: esta prueba tiene por objeto determinar la tensión mínima a la que el interruptor es capaz de operar (los parámetros de temporización de contactos no interesan, únicamente si el interruptor opera o no opera).Es una medida de la fuerza necesaria para mover la armadura de la bobina.  Las pruebas comienzan con baja tensión, enviando un pulso de control al interruptor. La tensión se aumenta en incrementos pequeños (5 V) hasta que el interruptor opere; esta tensión se registra y se espera que permanezca invariable en el futuro.
  • Tensión mínima: esta prueba se especifica y recomienda en normas internacionales. El objetivo de la prueba es asegurarse de que el interruptor puede operar con el menor nivel de tensión suministrado por la batería de la estación durante un corte de corriente.  La prueba se realiza aplicando la menor tensión de funcionamiento especificada y comprobando que el interruptor opere dentro de los parámetros de funcionamiento determinados. La tensión de prueba estándar es el 85 % (y 70 %) de la tensión nominal para cerrar (y abrir).
  • Tensión de la estación: se recomienda medir el nivel de tensión de la batería o fuente de alimentación mientras el interruptor está en funcionamiento a fin de verificar que opera conforme a las especificaciones deseadas.  Si el nivel de tensión es bajo o no es el correcto, se podrían ajustar parámetros del interruptor erróneamente, cuando la causa de la anomalía es la fuente de alimentación.
  • Factor de potencia/factor de disipación/ tangente delta y capacitancia: proporciona un medio para comprobar la integridad del aislamiento de los componentes del interruptor.
  • Prueba de tulipa de vacío: aplicable a interruptores de vacío. la tulipa de vacío se prueba con la alta tensión de CA o CC para verificar que la integridad del cacío esté intacta. 
  • Fuga de SF6: aplicable a disyuntores SF6. Utilizando detectores de fugas de gas (rastreadores) o imágenes térmicas, se buscan fugas de SF6. Estas pueden ocurrir en cualquier parte del disyuntor, pero son más comunes en las uniones de las piezas, como encastres de válvulas, bushings y bridas. También puede haber fugas por porosidad (pérdidas en el depósito), pero no sucede con frecuencia.
  • Humedad/pureza: se extrae una pequeña cantidad de gas SF6 del interruptor y se introduce en un analizador de humedad/pureza; de este modo, se puede medir la humedad y concentración del gas. Es importante que el contenido de humedad dentro de un interruptor de SF6 sea mínimo, ya que puede ocasionar corrosión y descargas disruptivas en su interior.  En caso de arco eléctrico (es decir, fallos o interrupciones normales) dentro del interruptor, el gas SF6 produce subproductos corrosivos al mezclarse con agua.
  • Prueba de presión de aire: aplicable a interruptore de aire comprimido. El nivel de presión, la velocidad de caída de presión y el flujo de aire se miden durante diversas operaciones.